De la Sierra apuesta por la investigación para afrontar los cambios normativos y tecnológicos en las administraciones públicas

El consejero de Presidencia y el rector de la UIMP entregan los Premios de Investigación del CEARC, que cumplen su séptima edición   

 

Santander- 16.03.2018

El consejero de Presidencia y Justicia, Rafael de la Sierra, ha destacado la importancia de la investigación y la formación para la gestión de los asuntos públicos, "y más en momentos complejos" como el actual", con cambios normativos y tecnológicos. Para una adecuada prestación de los servicios públicos es necesaria "la reflexión teórica y práctica" de los expertos para tomar decisiones adecuadas.

Así lo ha manifestado en la entrega de los VII Premios de Investigación convocados por el Centro de Estudios de la Administración de Cantabria (CEARC) y que han recaído en los funcionarios José Vicente Mediavilla Cabo y Manuel Francisco Rodríguez Maseda, por sendos trabajos sobre ordenación territorial y dirección estratégica en las administraciones públicas.

El acto ha contado con una amplia representación institucional, entre la que se encontraban el rector de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), Eduardo Lora-Tamayo; la presidenta del Parlamento, Dolores Gorostiaga; el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC), José Luis López del Moral; la directora general del CEARC, Marina Lombó, entre miembros de la judicatura, catedráticos de la Universidad, altos cargos y funcionarios del Gobierno cántabro.

Respecto a los trabajos ganadores, De la Sierra ha valorado su aplicación práctica. Del estudio de Mediavilla sobre el Plan de Ordenación del Litoral (POL), ha dicho que el paso del tiempo ha demostrado la utilidad de este instrumento, que "no ha dado problemas en la práctica, sino que los ha solucionado por su claridad".

Ha resaltado las aportaciones del trabajo sobre dirección estratégica en la Administración de Rodríguez Masera, que incorpora criterios "válidos" de la sociedad civil a la gestión y organización pública.

En general, el consejero de Presidencia ha destacado la "rentabilidad práctica" de los premios de investigación en el entorno de la Administración Pública Autonómica y ha criticado que "con la disculpa de la crisis económica" se decidiera en la anterior legislatura su supresión. A su juicio, fueron razones políticas y no el ahorro las que motivaron la eliminación del certamen en el año 2011.

Frente a ello, ha anunciado que el actual Gobierno editará los dos trabajos ganadores y se procederá a una nueva convocatoria de los premios.

Por su parte, el rector de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), Eduardo Lora-Tamayo, ha señalado que los premios del CEARC suponen un "espaldarazo al conocimiento e innovación en la gestión de la administración, comprometida con prestar el mejor servicio al ciudadano". En su opinión, supone un "un reto irrenunciable avanzar en la eficiencia" y este certamen es "el mejor exponente de una administración con vocación perfeccionista y en la que la investigación y la transferencia son premiadas en beneficio de la sociedad".

Por otro lado, ha incidido en la colaboración de su institución con el Gobierno autonómico, que ha facilitado la formación a los empleados públicos, al ceder sus instalaciones, y los cursos de verano, que se organizan conjuntamente en temas de especial interés para la Comunidad Autónoma.

Potenciar la investigación

Ambos galardonados, Manuel Francisco Rodríguez Maseda y José Vicente Mediavilla, han coincido en destacar la decisión del Gobierno cántabro en recuperar los premios de investigación en el entorno de la administración pública. A juicio de Rodríguez Maseda, el conocimiento "se debe difundir y someter a crítica y eso se hace a través de la investigación".

El funcionario de la Diputación de Salamanca, Rodríguez Maseda, tiene vinculación familiar con Cantabria, y en su análisis, tal y como ha destacado, ha identificado buenas prácticas de planificación estratégica en la administración pública regional, que es necesario difundir para su posterior aplicabilidad en distintos órganos.

Por su parte, Vicente Mediavilla, reconocido por su trabajo 'Diez razones para ordenar territorialmente Cantabria con base en el Plan de Ordenación del Litoral', ha recordado la elaboración de este instrumento de planificación, que fue merecedor del Premio Nacional de Urbanismo en 2005.

En esta labor, ha reconocido el respaldo del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y de la entonces vicepresidenta del Gobierno, Dolores Gorostiaga, que lograron mantener una "gran cohesión" en el Ejecutivo. También, a todos los técnicos que trabajaron "en un equipo compacto" para conseguir la "adecuada protección de la costa cántabra".

Dos modalidades

El trabajo 'Diez razones para ordenar territorialmente Cantabria con base en el Plan de Ordenación del Litoral', elaborado por José Vicente Mediavilla Cabo, ha sido reconocido por su "rigurosidad, coherencia expositiva y metodología".

Esta modalidad de premio, relacionada con estudios concretos sobre distintas materias administrativas o de responsabilidad social, se ha premiado con 5.000 euros y un diploma acreditativo a su ganador.

En la modalidad B, sobre el análisis de la organización administrativa, técnicas de gestión o aplicación de nuevas tecnologías, el trabajo de Manuel Francisco Rodríguez Maseda, se ha premiado con 5.000 euros y un diploma.

Su trabajo, 'Dirección estratégica en las administraciones públicas de Cantabria. Propuestas de mejora', se ha reconocido por el "evidente valor" que para la administración cántabra puede tener las propuestas de mejora que concluye el estudio en los sistemas públicos de gestión.

5901776